Programa Educativo y Cultural
Palacio de las Aguas Corrientes
Una obra única en el continente

Inaugurado en 1894, este singular Palacio es uno de los edificios más atractivos y emblemáticos de Buenos Aires.

Fue el primer Gran Depósito Distribuidor de agua potable que tuvo la Ciudad. Es una obra única, de arte y de ingeniería: por fuera, una majestuosa fachada de terracota; por dentro, una de las mayores estructuras de hierro fundido del continente.

En 1989, fue declarado Monumento Histórico Nacional.

Palacio y gran Depósito Distribuidor
Un monumento al agua potable

Revestido con 300 mil mayólicas inglesas, guarda en su interior una enorme estructura de hierro fabricada en Bélgica: 3 pisos de tanques sostenidos por 180 columnas capaces de albergar más de 72 millones de litros de agua.

Constituye un verdadero testimonio de la importancia otorgada a la higiene pública y al agua potable por los gobernantes de la época.

1871: el Gobierno contrata al Ing. John Bateman para el Proyecto de Provisión de Agua, Desagües, Cloacas y Empedrado de Buenos Aires.
1872: primeros diseños del Gran Depósito Distribuidor.
1874: se inauguran las obras de ampliación de la Planta Recoleta, para abastecer la red y el futuro Gran Depósito.
1886: se concluye el proyecto de la estructura de hierro interior del Gran Depósito.
1887: se inician las obras.
1888: se define el uso de la terracota para la arquitectura exterior.
1892: se realizan pruebas de llenado de los tanques de hierro.
1894: habilitación del Gran Depósito.
1920: se instalan oficinas de Obras Sanitarias de la Nación en la planta baja.
1978: se desafecta del servicio. Sus espacios pasan a albergar usos administrativos y culturales.
1989: se declara Monumento Histórico Nacional.

A solicitud del Gobierno, en la decoración se incluyeron el Escudo Nacional, los Escudos de la Ciudad de Buenos Aires y Rosario y los Escudos de las catorce provincias que existían en ese momento.
Mientras que las carpinterías de madera se realizaron con cedro de Paraguay, la herrería fue provista por fundiciones escocesas.
Sobre la portada del acceso principal se lee "1887", año en que comenzaron las obras del Gran Depósito.
El polícromo revestimiento exterior, está compuesto por 300.000 piezas de terracota traídas desde Gran Bretaña.
Las piezas de terracota importada, esmaltadas y sin esmaltar, fueron provistas por las firmas Royal Doulton & Co. y Burmantofts Co. de Leeds.
Para sus cubiertas de cúpulas y mansardas se utilizaron pizarras traídas de Sedán, Francia.
La gran estructura metálica interior, armada como un gran mecano, fue traída de Bélgica y fabricada por Marcinelle y Coulliet.

Visitas suspendidas como medida de prevención ante el COVID-19
Datos de contacto

Lunes a viernes de 9 a 13 y de 14 a 17 hs.

Visitas guiadas: lunes, miércoles y viernes a las 11 hs.

Tel. (54-11) 6319-1104

Riobamba 750, piso 1° (Palacio de las Aguas Corrientes). Encontranos en el mapa

¡Vení a conocerlo!
¿Querés saber más sobre el Palacio?
Una obra única en el continente
Postales del Palacio