Programa Educativo y Cultural
Grooming
¿Qué es el grooming?

El término grooming, viene del inglés, y consiste en el acoso sexual hacia niños, niñas y adolescentes. Este acoso se da por parte de adultos a través de Internet, con el fin de ganarse su confianza y cometer delitos contra su integridad sexual.

¿Cómo operan?

Los adultos que realizan grooming, se crean perfiles falsos en las redes sociales, salas de chat, juegos en línea, foros y todos aquellos servicios que faciliten el contactar y establecer una relación entre los usuarios, haciéndose pasar por otros niños, niñas o adolescentes. Generalmente se centran en conseguir imágenes o videos de carácter sexual o erótico, otras veces, persiguen tener un contacto real para concretar el abuso sexual. El grooming está claramente relacionado con la pedofilia y/o pederastia y la pornografía infantil.

Tipos de grooming
Existen dos tipos

Por un lado, cuando no hay instancia de acercamiento, ni relación con la víctima. Quien acosa, logra obtener fotos o videos sexuales mediante la obtención de contraseñas o hackeo de cuentas. Con este material extorsiona a la víctima con mostrarlo si no le entrega más material o si no accede a un encuentro. En este caso, el material se obtiene por la fuerza.

Por otro lado, el acosador se gana la confianza de su víctima y le entrega material. En este caso generar confianza es fundamental, para lo cual la persona adulta se vale de distintas herramientas:
• Se hace pasar por otro chico o chica, mediante la falsificación de fotos o videos.
• Toma los gustos, preferencias que los chicos o chicas ponen en internet para producir una falsa sensación de familiaridad o amistad. De esta manera genera empatía, acelerando y afianzando la confianza.
• Utiliza el tiempo para fortalecer el vínculo, que puede variar según los casos, pero el abusador para lograr su objetivo lo puede hacer en una charla, o esperar meses o años.

Fases del grooming

Fase de acercamiento: la persona adulta realiza un estudio de su víctima en la Web. Observa sus intereses, comentarios, en que redes está presente e interactúa. Luego, se hace pasar por otro de edad similar a la de la víctima e intenta establecer contacto, empatizando con su víctima. Cabe aclarar que muchas veces el agresor utiliza un perfil falso, pero se han identificado casos que esta constante no se ha dado.

Fase de relación: la persona adulta comienza a establecer una “amistad” con el niño, niña y/ o adolescente haciéndole confesiones que son inventadas, compartiendo supuestos secretos o contándole cosas íntimas y personales.

Fase de acoso: cuando la relación se consolida, comienza a pedirle imágenes desnudas/a o con poses provocativas, videos o interacciones en vivo, en ocasiones prometiéndole que él hará lo mismo también. En la mayoría de las ocasiones, si consigue estas imágenes, las utilizará para chantajear y pedirle cada vez más material o con mayor contenido sexual. Ante una negativa, amenazará con la difusión del material que ha obtenido hasta el momento en la redes o con su familia. Muchas veces, esta extorsión suele ser más extrema, por lo que concretará un encuentro personal con la víctima.

¿Cómo prevenirlo? ¹
  • No dar información o imágenes comprometedoras por ninguna vía (salas de chat, whatsapp, redes sociales, etc). Recordar la idea que las imágenes que aparecen en internet son difíciles de borrar.
  • No usar cámaras web cuando se chatea con desconocidos. Es posible que del otro lado estén grabando lo que se muestre.
  • Para evitar que se robe información comprometedora, configurar y mantener la seguridad de la computadora y teléfono celular.
  • Prestar atención a todas las publicaciones que se realicen en las redes. Para lo que se recomienda configurar la privacidad de las redes sociales que se utilicen. Esto significa que las publicaciones no sean públicas, y que solamente tus contactos puedan acceder.
  • Evitar usar nombres completos y datos personales en los e-mails. Esto ayuda a impedir que los desconocidos accedan a la información personal.
  • No usar el nombre completo como usuario o Nick.
  • Tener cuidado con los datos personales que se ponen en la red. Más allá de configurar la privacidad, toda la información puede ser usada por personas desconocidas al ser compartida, o descargada por nuestros contactos. Cada persona es dueña de sus datos personales, pero debemos pensar en qué publicamos y qué información estamos dando en las redes.
  • ¹ Grooming, guía práctica para adultos. https://www.argentina.gob.ar/sites/default/files/guia-grooming.pdf

ES IMPORTANTE QUE LAS PERSONAS ADULTAS TENGAN UNA ACTITUD ACTIVA EN EL USO DE INTERNET DE LOS Y LAS JOVENES.

• Tener presencia en la vida online, hablar sobre las redes sociales, internet y por sobre todo, con la gente con la cual interactúan.
• Saber qué características tienen las páginas que se usan. Por lo que es importante indagar sobre las políticas de privacidad, reglas y particularidades de las mismas.
• Saber cómo configurar la privacidad de estas cuentas.

El acompañamiento es fundamental. Aunque muchas veces las personas adultas sienten que saben menos sobre las nuevas tecnologías, esto no debe ser un impedimento para el acompañamiento. Para lo cual es necesario que se les explique a las juventudes las diferencias entre online y off line, como así también la amistad que se entabla “cara a cara” y la que se entabla en la web. Hablar con el niño, niña o adolescente sobre la importancia de incluir en la lista de contactos solo personas conocidas.

• Es necesario confiar en los y las jóvenes. No ingresar a escondidas a sus cuentas, cosa que violaría su intimidad. Por lo cual es importante la generación de confianza, el acompañamiento desde la educación y la compañía.

¿Cómo se manifiesta?

En muchos casos, el o la menor no informan que están sufriendo una situación de estas características, pero este problema puede ponerse de manifiesto.

Cambios en los hábitos en relación a diferentes ámbitos:

• En el uso de dispositivos o de Internet.
• En la asistencia a clase, por ejemplo ausencias pobremente justificadas.
• Abandono o ausencia en actividades hasta ese momento preferidas.
• Altibajos en los tiempos de estudio y en el rendimiento del trabajo escolar.
• Variaciones en las actividades de ocio habituales.
• Modificación de los hábitos alimenticios.
• Disminución de la capacidad de concentración y de su mantenimiento.
• Ocultamiento especial cuando se comunica por Internet o teléfono móvil.

Cambios en el estado de ánimo:

• Cambios de humor.
• Momentos de tristeza, apatía o indiferencia.
• Inusuales actitudes de relajación y tensión, incluso de reacción agresiva.
• Explosiones momentáneas de agresividad.

Cambios en sus relaciones:

• Cambios extraños en el grupo de personas con las que se relaciona y/o repentina pobreza, ausencia de amistades y de relaciones sociales.
• Falta de defensa o exagerada reacción ante supuestas bromas u observaciones públicas. Estos comentarios pueden parecer inocuos a ojos de los adultos pero contar con otros significados para el menor.
• Miedo u oposición a salir de casa.
• Excesivas reservas en la comunicación.
• Cambios en sus grupos de amigos, en ocasiones cambios radicales.
• Variaciones en la relación con los adultos, en cuanto a su frecuencia y la dependencia de ellos.
• Variabilidad de los grupos y personas que tiene como referentes o modelos a seguir e imitar.

Cambios y síntomas físicos y psicosomáticos:

• Modificaciones en su lenguaje corporal ante la presencia de determinadas personas: hombros encorvados, cabeza gacha, falta de contacto en los ojos, rechazo de la presencia pública, etc.
• En la ocupación de espacios escolares: cercanía a adultos, miedo a los recreos, ocupación de rincones, paredes y espacios protegidos y controlables visualmente, etc.
• Manifestaciones de enfermedad o dolencias frecuentes.
• Lesiones físicas frecuentes sin explicación razonable. También debe considerarse la pérdida y/o deterioro de pertenencias físicas.
• Mareos frecuentes con síntomas no comunes.
• Dolores de cabeza o de estómago que no ocasionan despertares nocturnos pero que impiden realizar actividades normales como el ir al colegio.
• Diarreas frecuentes sin ir acompañadas de vómitos o fiebres. ²

²Guía SOS contra el Grooming. Padres y Educadores. Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación INTECO https://www.adolescenciasema.org/usuario/documentos/sos_grooming.pdf

¿Qué hacer?

Si se detecta, es necesario en un primer momento hablar con la víctima, sin generar vergüenza o culpa. Es importante acompañar desde el afecto y la protección.

• Reunir toda la información y hacer la denuncia en la fiscalía más cercana. • No borrar nada de la computadora o del celular ya que las imágenes, videos y conversaciones sirven como pruebas. Se recomienda hacer capturas de pantalla y guardarlas en formato digital o impreso.
• Revisar la computadora o teléfono celular usada por la víctima, cambiar las claves de acceso y controlar que no tenga un software malicioso (malware). • Cambiar las claves de acceso a las redes sociales.
• No denunciarlo en la red social o plataforma web. Si lo denuncias el administrador del sitio web puede bloquear como usuario al acosador. Al ser bloqueado se pierde la información para hacer la investigación y el acosador puede crear un nuevo perfil.
• No hacerse pasar por el niño, niña y/o adolescente con la finalidad de lograr contactarse con el agresor/ acosador.

¿Dónde pedir asesoramiento? ³

Al equipo de Niñ@s contra la explotación sexual y grooming. Este es un organismo que asesora y acompaña a la familia hasta el momento de hacer la denuncia.

Llamando al 0800-222-1717 o escribir un correo electrónico a equiponinas@jus.gov.ar www.jus.gob.ar/atencion-al-ciudadano/atencion-a-las-victimas/equipo-nin@s.aspx Unidad Fiscal Especializada en Ciberdelincuencia (UFECI), ubicada en Sarmiento 663, 6º piso, CABA. Teléfono (5411) 5071-0040 - https://www.mpf.gob.ar/ufeci/

³ Grooming, guía práctica para adultos. https://www.argentina.gob.ar/sites/default/files/guia-grooming.pdf

¿Dónde puedo hacer la denuncia?

Cualquier fiscalía cercana al domicilio de la víctima. Para buscar la fiscalía más cercana al domicilio de la víctima, dentro de la provincia de Buenos Aires, ingresando en: http://www.mpf.gob.ar/mapa-fiscalias/

Ministerio Público de la Ciudad de Buenos Aires, Fiscalía de la Ciudad – Equipo Especializado en Delitos Informáticos. Teléfono: 0800-33-FISCAL (347225) Correo electrónico: denuncia@fiscales.gov.ar - https://www.fiscalias.gob.ar

Legislación

En noviembre de 2013 la Cámara de Senadores aprobó la Ley N° 26.904, que incluyó dentro de los “Delitos contra la integridad sexual” del Código Penal la figura del grooming. El texto aprobado dispone: “Artículo 131: Será penado con prisión de seis (6) meses a cuatro (4) años el que, por medio de comunicaciones transmisión de datos, contactare a una persona menor de edad, con el propósito de cometer cualquier delito contra la integridad sexual de la misma.”